Parafraseando…

Francisco I dijo que “La medida de la grandeza de una sociedad está determinada por la forma en que trata a quien está más necesitado”… en el ámbito de las empresas, podemos parafrasearlo y decir que las empresas serán realmente grandes cuando sean capaces de dar a sus colaboradores empleos estables, decentes, dignos y justamente remunerados. No serán grandes las empresas con cientos o miles de empleados, serán grandes aquellas capaces de tratar con equidad a todos los que aprecien, cuiden y valoren el lugar que tienen en la misma (aún cuando sean muy pocos…)

Si se trata de romper los moldes, si se trata de tomar decisiones arriesgadas y de abrir las puertas de la organización a quienes vienen peleando por salir del círculo de la marginalidad, no lo dudes ni un momento, vale la pena correr el riesgo.