Promoción de la contratación de empleados registrados – Ley 26940

Continuando con el análisis de la ley 26940 publicada hoy en el BO, vamos a puntualizar las principales características del régimen de promoción del empleo para empresas del sector privado. 

Se trata de un beneficio que se extenderá por 12 meses, pudiendo el PEN prorrogarlo y que consistirá en la reducción de las contribuciones patronales devengadas sobre los salarios de cada nuevo trabajador por un plazo de hasta dos años, siempre y cuando dicha contratación genere un efectivo incremento de la nómina (a partir de un período base que la reglamentación fijará)

Las contribuciones que se verán reducidas son: SIPA, INSSJP, FNE, RENATEA y AAFF, quedando sin modificaciones las contribuciones con destino a las ART, OS y SVO. 

Las empresas de hasta 15 trabajadores, no depositarán las contribuciones alcanzadas por el beneficio durante el primer año y, en los segundos doce meses, depositará el 25% de las mismas. Los empleadores que tengan en su nómina entre 16 y 80 empleados, depositarán el 50% de las contribuciones y quedarán fuera del beneficio las empresas con más de 80 colaboradores en su nómina. 

Como se trata de un régimen optativo, si una empresa no hace el ejercicio de opción del mismo, no podrá hacerlo en forma retroactiva y rectificar el F.931 de períodos donde podría haber gozado del beneficio y ha omitido hacerlo. 

Reiteramos lo establecido en nuestra anterior entrada: si bien la ley se encuentra publicada desde hoy en el BO, es necesario que la misma sea reglamentada, que AFIP instrumente los mecanismos para su implementación y que todo esto suceda antes de su fecha de entrada en vigencia, que es el 01 de Agosto.